Entradas

Escribir sin duende

Los niños han salido al parque. Pero no juegan. Traen un semblante extraño colgando de sus caras angelicales. Son una extraña mezcla de alegría, monótonos andares y alergias. La motivación de víctima nace de la pasión insensata de sus padres. Dueños y señores de su vida, su sino y su suciedad.
Nos enseñan que el señor de las moscas atrae el barro para moldear almas. En los centros educativos se venden panegíricos y loas al pensamiento único. Hay abyectas consecuencias en los bebés de laboratorio que sudan medicinas producidas en las selvas de Indonesia.
Las orgánicas certidumbres de estas largas tardes bursátiles caen como lozas, pesadamente, y se hacen añicos. Prohombres de metal iridiado compran y venden en las atalayas del poder. Centenares de hectáreas esperan ser cosechadas por máquinas que expenden monóxido de carbono. Que convierten en comida y aminoácidos esenciales el sudor ancestral. Una aldea llena de belleza agoniza entre las cuatro casas de piedra que lloran gotas de las …

CIENTOS DE DÍAS POR CONTAR

Imagen
Y el calendario que se despereza con parsimonia. El fruto vedado de nuestros sueños que se hacen, se besan, se duermen y se convierten en golondrinas de papel. Cientos de días y hemos echado a volar con la ligereza de las aladas sandalias de Hermes. Y nos intercambiamos mensajes mirándonos a los ojos. Con brillo saturado de LEDs juguetones. Tú levantando el velo de tus ojos. Espesando la noche en tus manecitas de harpista que toca el clarinete. Los sonidos se te han pegado al cuerpo y con el olvido has siluteado figuras maquilladas. Tú y tus música tristes de atardeceres inmensos. Esos cielos anaranjados donde el horizonte es nuestro tiempo. Tú y tus solistas quebrados con voces atormentadas y mareantes ecos. Tú y las maravillas que se guardan en tus labios, los icebergs de tu boca, el taimado brillo de tus comisuras que son dos columpios. La sonata de las noche que quemamos con ansía. La libertad y sus frías estancias. El arrullo de tu pecho que se arma. La batalla de las libélulas,…

ANÁLISIS DE LA SEMANA SANTA DE CIUDAD REAL 2016

Imagen
He dejado pasar unos días para realizar mi análisis de la pasada Semana Santa. Y lo he hecho para alejar el ruido mediático y las polémicas que este año hemos sufrido. Algo inusual en los más de 500 años de nuestra celebración pasional. Algo propio de nuestra idiosincrasia como pueblo y que se ensucia con la política que viene de fuera a salpicarnos con sus guerras fratricidas.
Por eso quiero que mi primera reflexión sea ésa. Como cofrade y cristiano soy consciente de que las instituciones y el poder civil representan al ciudadano. Pero, y también es cierto, son totalmente prescindibles en muchas de nuestras estaciones de penitencia. Más aún cuando éstas se utilizan como púlpito para ciertas reclamaciones, como arma arrojadiza de cariz político o como promoción de logros y objetivos propios. No deben ser las hermandades y cofradías, ni debe ser la Iglesia como madre, lugar para ello. Ya expulsó nuestro Señor a los mercaderes del templo por no ser lugar para esos espurios negocios. …

Doscientos años de retroceso: la pérdida de la soberanía nacional española.

Lo más grave es la deriva para acabar con nuestra soberanía nacional. Sí. La de todos.
1. Iglesias ya ha dejado claro que apuesta por el referéndum en Cataluña.
2. Comenzará en breve la ofensiva mediática. Primero en la Sexta, la Cuatro, Ser... Luego tertulianos aquí y allá.
3. Se exigirá como paso obligatorio ante cualquier pacto.
4. Se avanzará en el discurso federalista y multinacional. Ya no existirá la soberanía nacional y sí soberanías propias y cuarteadas.
5. El hecho nacional de España se diluirá, aún más, con un reforzado discurso federalista en Educación, en gestión de los gobiernos regionales, en intoxicación de la opinión pública.
6. Lo que queda de IU apuesta por este discurso, sectores del PSOE se aproximarán al mismo incluso con fuga de dirigentes al estilo de la reciente implosión del PSC.
7. A tus amigos ya no les parecerá tan mal el referéndum hartos de la matraca secesionista.
8. Algunos serán capaces de traicionar todo lo que han creído por cobardía. Volvemos a los in…

Siestas

Imagen
Soy un gregario de lujo. Agazapado al fondo de la larga fila de entusiastas candidatos. Los elimino a tiro de piedra. A golpe de pedal. La hipnótica melodía de tus besos de coca cola. Así paso los días de verano. Postrado bajo la sombra de un alféizar que se desmiga como un queso curado. Sé que a Piero de la Francesca le hubiera gustado pintar éstas tardes sesteo eterno. De cuerpos blandiendo espadas jabonosas. Tardes de ruedo y toreros a medio erguirse. Pinceladas picassianas entre tendidos, furias rojas y nubes densas. El verano más largo de nuestras vidas. La emoción de los grupos de quinceañeros que corren entre Gobernación y la Plaza de Oriente. Me presentas a tus vecinas, lozanas y llenas de bellas arrugas musicales. Las chicharras se deshacen en cantos ininteligibles de cadentes letras dadaístas. La noche se me hace antojadiza. El agua de las macetas hace carreras desde mis hombros a mi ombligo. Mi mundo se subsume en ese miserable pozo de deseos. Y arden todas las calles p…

Diario de unas cortas vacaciones

El sitio poco importa. Y el tiempo. Y el reloj que pusiste en la pared para martirizarme. ¿Me amas? No lo sé muy bien. Pero ahora me arde la boca del estómago. Me cuentas cuentos de mujeres viejas. Que pasaban gritando por las calles oscuras de tu pueblo. ¿Y el frío? ¿Y la soledad de las noches? Ya no te importan. Ahora toca el juego de la muchacha incauta y manirrota. Ahora gustas de morderte el labio inferior, en sensual mueca de elegante damisela. Y los hombros desnudos, con tus lunares jugando al escondite. Y la almohada sudada, naufragando cada vez que no quiero despertar de tu lado. Y a lo lejos, sinuosa, se recorta la línea arenosa de la playa. Y el aire sabe a ostras. Y tus dientes brillan como sus perlas. Lavados por la espuma de las mareas que mueren a tus pies. Paso otra hoja y busco el pie para entenderla. Has garabateado palabras sin sentido. Cuarto de kilo de sesos de cerdo. Días de menos. Quiero perderme cuando vaya a comprar. Y a Mercadona lo llamas Mercalejos.Aquí sig…

Gimnasia revolucionaria en período postelectoral

Imagen
La noche en que envuelves todas mis dudas se hace cada día más densa.
El frío y lo vacío nos dejan a medio sentirnos. El cruce de tantas almas errantes. Las mujeres que avanzan hacia las fábricas, malhumoradas, desnutridas y soñando despiertas. Es la naturaleza deshumanizada de este sistema. A medio camino entre el marxismo redentor y la magia capitalista. Ni Fourier, ni Owen lo hubieran creído. Habrían pestañeado y de su boca saldrían perlas de aguamarina. Los niños se han quedado solos en los campos sembrados. Huele en el ambiente a fuertes guisos. Patata y sal, con mantequilla desgrasada. Los pequeños sorben sus mocos. Y limpian el barro de sus botines. Es el cuadro que se repite a las afueras de las aldeas envejecidas del antaño glorioso sueño de Beijing. El líder supremo hace las maletas para su rápido viaje a las provincias del interior. Multitudes uniformadas esperan tras la línea recta de avisos y objeciones. Muchachas, como las que deseamos, andan coqueteando con la joven gu…