Entradas

Ha muerto J.D. Salinger

De repente, ha oscurecido.

La cuesta de enero

Hay nieve en los tejados