Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2010

Cuando no te escucho...

Todo se me hace más pequeño si te quedas dormida a lo lejos. Poco me importa el mundo si no puedo soñarte.
Y las noches de calor se me hacen eternas y la ilusión se queda huérfana.
Y los niños parecen más tristes cuando juegan en la plaza y todas las palabras se quedan sin sonido.
Y las calles suenan huecas y desiertas.
Y no quieres escucharme ni perdonarme.
Y los grillos no cantan.
Y no hace tic tac el corazón.
Y la cena sabe amarga.
Y dormir es un pasatiempo.
Y mañana me dolerá aún más.
No dejes que pase.

Irlanda III

Imagen

Irlanda II

Imagen

Irlanda I

Imagen

Entre cajas apiladas

Definitivamente odio ser un apátrida. Detesto abandonar y encajonar mi vida y mis recuerdos, y moverme otra vez lejos. No saber si volver, no saber si tu estarás esperándome. Odio esta zumbante sensación de provisionalidad.
Me ahogan todos los recuerdos de este segundo fin de año. Me invade la oprobiosa ansia de huir.
Y al final toca decir adiós, porque es adiós. Y prefiero huir tan lejos como pueda.
Preferiría cerrar los ojos y quedarme con tus recuerdos, con los vuestros... Con ser como sois que será como seréis.
Y otra vez con la casa a cuestas. Con el agua que llena mis ojos de amor. Y tantas palabras por decir, tantas noches de luna por vivir, tantas maravillas en tus manos, tus susurros, tus incendios de primavera...
Ya no nos queda tiempo.
¡Nunca nos queda!
Todos esos libros que me regalasteis, que se han llenado de polvo y de las miradas cansadas de mis ojos tristes.
Todo se va a quedar dormido y todo lo habéis arrancado de mis entrañas. Y me duele.
Tu voz es lo único que me queda y la…

Un día cualquiera de süave verano

Desearte, tenerte, sonreirte, anudarte a mi cuello.
Observarte, acariciarte furtivamente, enredarte.
Soñarte despierto, dibujarte con mis lapiceros.
Atraparte por un instante demasiado pequeño.
Perderte, como siempre, a lo lejos.

En pleno combate

Imagen
Vivo en un extraño universo estético en los últimos tiempos.