Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2010

Sahara Occidental: la amarga verdad

El reino de Marruecos, culpable de la masacre de saharauis. El reino de España, cómplice
El reino de Marruecos ha arrasado un campamento de saharauis próximo a El Aaiún, la antigua capital de la ex provincia española del Sahara Occidental, que también se halla en estado de sitio. Las matanzas, detenciones y torturas, cuyas proporciones no son conocidas todavía, han puesto nuevamente de relieve el carácter brutal del régimen alauita, que también reclama como suyas las ciudades españolas de Ceuta y Melilla, así como las islas Canarias.

Con la complicidad del régimen juancarlista y del poderoso lobby pro-marroquí encabezado por la Zarzuela y el PSOE, y en el que se inserta un sector de empresarios, el régimen alauita lleva años consolidando su ocupación del Sahara, ante la indiferencia de la “comunidad internacional”. Los actuales valedores de Marruecos, EE.UU y Francia, ya han obtenido las concesiones necesarias de Mohamed VI para explotar los fosfatos y el petróleo de la zona.

Mientras el…

Las raíces cristinas de Europa y España. El incontestable mensaje de Benedicto XVI para creyentes y laicos.

Imagen
"Como el Siervo de Dios Juan Pablo II, que desde Compostela exhortó al viejo Continente a dar nueva pujanza a sus raíces cristianas, también yo quisiera invitar a España y a Europa a edificar su presente y a proyectar su futuro desde la verdad auténtica del hombre, desde la libertad que respeta esa verdad y nunca la hiere, y desde la justicia para todos, comenzando por los más pobres y desvalidos. Una España y una Europa no sólo preocupadas de las necesidades materiales de los hombres, sino también de las morales y sociales, de las espirituales y religiosas, porque todas ellas son exigencias genuinas del único hombre y sólo así se trabaja eficaz, íntegra y fecundamente por su bien."

"Es necesario que Dios vuelva a resonar gozosamente bajo los cielos de Europa; que esa palabra santa no se pronuncie jamás en vano; que no se pervierta haciéndola servir a fines que le son impropios. (...) Europa ha de abrirse a Dios, salir a su encuentro sin miedo, trabajar con su gracia por…