Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2009

Apostasía sindical

Ya circula por mil lugares pero no puedo pasar sin denunciar el latrocinio de ciertos sindicatos intitulados "de clase" y su conversión a gigantescas máquinas burocráticas sostenidas por el bolsillo de los españoles.
Para próximas entradas políticas dejo el disparate gubernativo con el "Alakrana" y los referendums por la autodeterminación (sic!) en Cataluña.

Dicen los que se declaran ateos y anticlericales que el Estado no tiene por qué financiar a la Iglesia y que ésta debe autofinanciarse. Y muchos, apuntándose a esta moda, hacen incluso apostasía de la religión católica. Están en su derecho, faltaría más; pero con ese planteamiento, cabe preguntarse: ¿por qué los que nos declaramos políticamente ateos tenemos que financiar con nuestro dinero a los sindicatos afines al Gobierno? ¿Por qué no se autofinancian ellos con sus feligreses? Este año, recibirán del Estado 18 millones de euros más, que servirán para que ¡300.000 liberados! (liberados de todo trabajo, se enti…

Competición de arranque de diferentes SO

Una de las exigencias de los usuarios de informática es la velocidad en el arranque. Pues bien, se ha hecho un análisis y comparativa del arranque de 4 populares SO, dos basados en Linux y dos de Microsoft:
- Ubuntu 9.04
- Ubuntu 9.10
- Windows Vista
- Windows 7

Los resultados son los siguientes:

Alazne y su pasión

Imagen
Muchos pensaréis que es una entrada que sobra en un blog con otras entradas con la suficiente seriedad como las que posteo habitualmente. Yo no creo que sea menos seria.
En un mundo dominado por los mass media e interconectando diferentes experiencias esta entrada es testimonio de la influencia que sobre nosotros tienen las historias que vemos, y casi sentimos, haciendo nuestras: historias de las televisión.
Ni siquiera empecé a ver el programa cuando comenzó. Pero la lucha de Meritxell y Alazne en la hostilidad imperante me fascinó. Especialmente la personalidad de Alazne.

Irascible pero apasionada, sensible y directa, hiperactiva y alucinada en ocasiones. La mayoría de la gente, incluso los que no hayan visto Pekin Express me llevarán la contraria y se alinearán en su contra pero es un extraño caso en el que me cautiva esa manera que tiene Alazne de vivir al límite de lo racional. Esa forma de perder los nervios y desconectar de la realidad o, a su vez, el fatalismo de sentirse vencid…