Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2010

Reflexión gráfica sobre la huelga del 29 de septiembre

Imagen
Prácticamente pasada la jornada de huelga y, a pesar de las infladas cifras que dan los sindicatos, ésta ha resultado un fracaso.
Un fracaso más de unos sindicatos que agotan un modelo anacrónico, que viven de espaldas a la sociedad y subvencionados por el estado del que dependen y al que alimentan.
Sindicatos burocratizados y politizados a los que el trabajador no necesita. Sistema éste que necesita una profunda revisión y reconversión en lugar de convertirse y perpetuarse como un lastre social y económico.
Por mi parte solo voy a postear algunas imágenes que hablan de esta huelga y de este estado de cosas.
Sin más.











Los peligros de la desmemoria de España

Imagen
Doce del medio día del 26 de Julio de 1936. Cae un sol de justicia en un pueblecito de Extremadura lindando con Andalucía. A la plaza llega un coche del que se bajan varios milicianos del Frente Popular. Les esperan otros dos vecinos del pueblo. Dos hermanos llamados "los taberneros", por regentar una de las tabernas mas conocidas.

Tras un breve conciliábulo en voz baja, se dirigen a la Iglesia y a los pocos minutos sacan a empellones al cura. Lo meten en el coche y hacen la siguiente parada en una de las casas del final de pueblo. Sacan a otro hombre, el dueño de unas viñas en las que trabajan también varios vecinos. Es conocido por ser un hombre de costumbres religiosas y haber votado a las derechas. De nada sirven los gritos desgarradores de su mujer y sus hijos pequeños implorando que no se lo lleven.

Atados por los pies con una cuerda, que enganchan al guardabarros trasero del coche, los arrastran por las calles del pueblo. Ya destrozados, pero vivos, al final les pre…

Cataluña parte de España

Imagen
ODA A ESPAÑA

Escucha, España, la voz de un hijo
que te habla en lengua no castellana;
hablo en la lengua que me ha legado
la tierra áspera;
en esta lengua pocos te hablaron;
en la otra, demasiado.

Demasiado de los saguntinos
y de los que mueren por la patria;
y por tus glorias y tus recuerdos,
recuerdo y gloria de cosas muertas,
triste has vivido.

De distinta manera quiero hablarte.
¿Por qué derramar la sangre inútil?
La sangre es vida, si está en las venas,
vida hoy, vida para los que vengan;
vertida, es muerte.

Demasiado pensaste en tu honor
y escasamente en tu vida:
tus hijos, trágica, diste a la muerte.
Mortales honras te satisfacían;
tus fiestas eran tus funerales,
¡oh triste España!

Yo vi barcos zarpar repletos
de hijos que a la muerte entregabas:
sonriendo iban hacia el azar,
y tú cantabas junto a la mar
como una loca.

¿Dónde tus barcos? ¿Dónde tus hijos?
Pregúntalo al Poniente, a la ola brava:
perdiste todo, a nadie tienes.
¡España, España, vuelve en ti,
rompe el llanto de madre!

Sálvate, sálvate de tantos ma…

A día de hoy

Imagen
Te dejo el grandísimo poder de elegir el destino, el futuro, la veleidad de besarnos en extraños lugares.
Te dejo mis tiempos perdidos, mis miedos, mis obsesiones y mis verdades.
Te dejo todo esto que es poco al poseerlo.
Te lo dejo solo para ti. Ok?

Me duele...

MI PAÍS ME DUELE

Mi país me ha dolido por sus carreteras demasiado llenas,

por sus hijos echados bajo las águilas de sangre,

por sus soldados disparando en las derrotas vanas,

y por el cielo de junio bajo el sol que quema.

Mi país me ha dolido en los años sombríos,

por los juramentos que no se cumplían,

por su desconsuelo y por su destino,

y por los pesados fardos que pesaban sobre sus pasos.

Mi país me ha dolido por todos sus dobles juegos,

por el océano abierto a los negros barcos cargados,

por sus marinos muertos para apaciguar a los dioses,

por sus nudos cortados con tijeras demasiado ligeras.

Mi país me ha dolido por todos sus exilados,

por sus calabozos demasiado llenos, por sus hijos perdidos.

sus prisioneros hacinados entre las alambradas,

y todos los que están lejos y no conocemos.

Mi país me ha dolido por sus pueblos en llamas,

me ha dolido bajo sus enemigos y me ha dolido bajo sus aliados,

mi país me ha dolido en su cuerpo y en su alma,

bajo los corsés de fuego que le atenazaban.

Mi país me ha …