Entradas

Mostrando entradas de abril, 2009

Me quedó observando...

Imagen
Habitualmente he permanecido en el zaguán observando. Me he sorprendido con pequeños gestos y me he admirado con la fortaleza de personas ejemplares.
Hoy todos los periódicos españoles se regodeaban en el encuentro de nuestro ínclito Zapatero y el febril presidente de la República francesa Sarkozy. Cuanto han dicho, hecho, afirmado, bromeado, sonreído, apuntillado y disfrutado juntos ha sido destripado, analizado y vitoreado por nuestra prensa patria. Ha sido fotografiado, filmado, colgado en múltiples web del ciberespacio.
Yo me quedo con otro gesto más sencillo de un hombre no tan elogiado, no tan fotografiado y sí habitualmente vilipendiado, apostillado, arrinconado o exonerado de la actualidad.

Un hombre de más 80 años que ha hecho el trayecto en coche acercándose a los que más sufren.

Eso no importa tanto para algunos.

Fresas con nata

Imagen
Duele el labio inferior partido y la sangre sabe a fresas.
Sabe a nata tu cuerpo y la noche se me espesa,
no llegar a la inspiración y desear,
desear siendo un niño enfermizo
que por las noches se pasea
entre los rizos
que atormentan
con tanta belleza,
con tanta pena.

Muy pronto...

Imagen
Queda nada para que salga la nueva versión del SO Ubuntu, la 9.04...
Parece que promete y tirará para una nueva versión de mi Molinux (¿la 5.0?).
Hay ganas de probar a ver que tal. De momento la screen para loguearte promete.
Aquí os la dejo.

El sueño del que bruscamente despiertas...

Imagen
Y así se marcha una vez más, fugazmente, como un beso apenas sentido, apenas robado...
Se marcha como un trasluz rápido, enérgico. Se marcha como horas de vigilia y ensueño, se marcha alargando sombras en noches frías y de lunas grandes y bellas.



Y ahora todo nos parece más lejano, hasta más difícil. Nos parece que desfalleceremos al intentar alcanzarte de nuevo.
Y otra vez las rosas enredándose en nuestras manos, sangrando. Otra vez músicas que marean y regalos. Otra vez musas que se escapan y más pecados. Otra vez níveos iris atormentados, otra vez niños y dolor de parto.
Quiero encontrar al fin, tu cuerpo intacto, quiero ser yo quien descubra tu márfil y tu llanto. En cada esquina de pasión, en cada rapto quiero estar yo arropando cada ebria lágrima, cada mudo espasmo de tus labios.

Y llegó...

Imagen
Llegó la primera y yo postrado en cama con una descomposición que no sé por dónde me vino...
Esperemos que mañana mi cuerpecillo esté preparado para el costal y la pasión...