Y llegó...

Llegó la primera y yo postrado en cama con una descomposición que no sé por dónde me vino...
Esperemos que mañana mi cuerpecillo esté preparado para el costal y la pasión...

Comentarios