Reflexión gráfica sobre la huelga del 29 de septiembre

Prácticamente pasada la jornada de huelga y, a pesar de las infladas cifras que dan los sindicatos, ésta ha resultado un fracaso.
Un fracaso más de unos sindicatos que agotan un modelo anacrónico, que viven de espaldas a la sociedad y subvencionados por el estado del que dependen y al que alimentan.
Sindicatos burocratizados y politizados a los que el trabajador no necesita. Sistema éste que necesita una profunda revisión y reconversión en lugar de convertirse y perpetuarse como un lastre social y económico.
Por mi parte solo voy a postear algunas imágenes que hablan de esta huelga y de este estado de cosas.
Sin más.











Comentarios

Publicar un comentario