Cuando no te escucho...

Todo se me hace más pequeño si te quedas dormida a lo lejos. Poco me importa el mundo si no puedo soñarte.
Y las noches de calor se me hacen eternas y la ilusión se queda huérfana.
Y los niños parecen más tristes cuando juegan en la plaza y todas las palabras se quedan sin sonido.
Y las calles suenan huecas y desiertas.
Y no quieres escucharme ni perdonarme.
Y los grillos no cantan.
Y no hace tic tac el corazón.
Y la cena sabe amarga.
Y dormir es un pasatiempo.
Y mañana me dolerá aún más.
No dejes que pase.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Análisis Semana Santa Ciudad Real 2017

ANÁLISIS DE LA SEMANA SANTA DE CIUDAD REAL 2016

Escribir sin duende