31 de mayo. Nada que celebrar.


En esta absurda y vacía fiesta política las gentes de Toledo, Guadalajara, Cuenca, Albacete y Ciudad Real no tenemos nada que celebrar.

¡No a los inventos del insostenible y fallido estado autonómico! ¡No a las comunidades autónomas, símbolo del derroche, de la división de los españoles y de la ineficacia! ¡No a los inventos caciquiles autonómicos como Castilla La Mancha!

Y un sí rotundo a la soberanía de los españoles, a la igualdad de los ciudadanos, al recorte de instituciones y a la reforma de la estructura de un estado inacabado y al borde del colapso.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Análisis Semana Santa Ciudad Real 2017

ANÁLISIS DE LA SEMANA SANTA DE CIUDAD REAL 2016

Escribir sin duende