Otro final

Pasillos y aulas respiran solos y calmados, los corazones adolescentes laten lejos ahora.
Nosotros buscamos respirar aire fresco pero entre esas paredes qedan nuestros anhelos, permanece un batir dulce de alas de mariposa, de esperanzas marchitas y de calor mañanero.
Ahora el dulce tránsito a lo lejano, el horizonte donde no se vislumbra nada, el agobiante verano de versos que no se escribirán y la procesión de besos sobre tu piel de color cera oscura.

Comentarios