Días de calor

Y a lo lejos se ve el horizonte azulado...
Sueñas con el agua fresca de tus ojos,
con la lejana ausencia de tus manos.

Quisiera fundirme en tu sangre
y en tus venas de color morado.
Quisiera soñarte cada día en que no estás cerca,
que vuelas a esos campos que no has amado.

Tres noches sin dormir,
el lecho y la vida sudados.
Mis ansias de besarte,
mis ansias
y tus regalos.

Comentarios