ANÁLISIS DE LA SEMANA SANTA DE CIUDAD REAL 2016


He dejado pasar unos días para realizar mi análisis de la pasada Semana Santa. Y lo he hecho para alejar el ruido mediático y las polémicas que este año hemos sufrido. Algo inusual en los más de 500 años de nuestra celebración pasional. Algo propio de nuestra idiosincrasia como pueblo y que se ensucia con la política que viene de fuera a salpicarnos con sus guerras fratricidas.
Por eso quiero que mi primera reflexión sea ésa.
Como cofrade y cristiano soy consciente de que las instituciones y el poder civil representan al ciudadano. Pero, y también es cierto, son totalmente prescindibles en muchas de nuestras estaciones de penitencia. Más aún cuando éstas se utilizan como púlpito para ciertas reclamaciones, como arma arrojadiza de cariz político o como promoción de logros y objetivos propios. No deben ser las hermandades y cofradías, ni debe ser la Iglesia como madre, lugar para ello. Ya expulsó nuestro Señor a los mercaderes del templo por no ser lugar para esos espurios negocios. Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.
Pero hermandades y cofradías como extensión de la Iglesia también han de acoger y ser casa de todos. Por eso de nuestras corporaciones debe partir la iniciativa para integrar a nuestros políticos cofrades en las filas de su cortejo y hacer la penitencia anónima que durante siglos caracteriza a nuestra celebración pasional.
La procesión del Santo Entierro es la oficial para la representación de nuestro consistorio y en ella es donde deben ejercer el hecho de figurar como ediles de la ciudad. Lo mismo que en las fiestas de nuestra Patrona o en la procesión del Corpus Christi. Para lo demás tienen su sitio como fieles y como cofrades. Y pueden y deben dejar fuera sus intereses electoralistas o de otra naturaleza que no sea la puramente cofrade y/o religiosa.


EL ANÁLISIS GENERAL

Ha sido el año 2016 una nueva oportunidad para demostrar el trabajo de las hermandades durante el año. Un año especial de efemérides. Brillantes como está siendo la del 400 Aniversario Cristo de la Piedad. O actos como el Camino de la Misericordia manifiestamente mejorables.


En general se han vuelto a poner de manifiesto las tendencias de las últimas Semanas Santas. Las mismas hermandades al alza o en equilibrio. Las mismas a la baja con casos sin solución porque sus hermanos y, sobre todo, sus Juntas de Gobierno carecen de la más mínima noción de autocrítica. Como siempre hay que reconocer el trabajo que TODOS en mayor o menor medida realizan en sus corporaciones nazarenas. Pero, en ocasiones, el trabajo no es suficiente y hay que saber afrontar nuevos retos y soluciones.
Se han dado pasos en la buena dirección que muchos cofrades llevamos años reclamando. Los recorridos se van racionalizando, los cortejos van más ordenados, las insignias se cuidan… Pero aún existen hermandades que viven de espaldas a la mejora que otras personifican con excelentes resultados de la cofradía al realiza su estación de penitencia.
A nivel general en el año 2016 se han visto más túnicas de nazarenos de fila en la calle, los pasos han ido portados a costal con cuadrillas numerosas y con relevo, el nivel musical sigue en cotas muy altas y de calidad. Ha habido mucho público en las calles a pesar de las condiciones meteorológicas muy cambiantes la primera parte de la semana y bastante frías la segunda mitad. La juventud sigue incorporándose en gran número a nuestras hermandades y cofradías. Los medios de comunicación han desarrollado una amplia labor de cobertura y difusión.
Todo ello está en el haber de una celebración que supone la más importante de nuestra ciudad y que debe seguir mejorando para lograr en algún momento el Interés Turístico Internacional que poseen otras Semanas Santas con menor mérito que la de Ciudad Real. Y es mejor no decir nombres.

PROBLEMAS Y SOLUCIONES

En general los problemas repiten la casuística de los últimos años. Aunque hay mejoras muy sustanciales.

1) Viernes Santo mañana. Hoy por hoy, para mi, es el principal problema de la Semana Santa de Ciudad Real. Hermandades (excepción de la Oración en el Huerto) al borde de la desaparición, con cortejos ínfimos, con una vida muy reducida y con problemas en muchos sentidos. Además ésta procesión supone un tapón para las del Viernes por la tarde y un lastre para dar brillo al Jueves tarde porque comparten con muchas de esas hermandades recursos humanos y de fieles.
La solución ya la han diagnosticado muchos y me atrevo a repetir:
a) Repartir hermandades en otros días. Abrir el melón del Lunes Santo. Aprovechar el Miércoles Santo. ¿Acaso alguien duda que el Lunes Santo los cortejos del Encuentro, Jesús Caído o la Misericordia tendrían menos gente que el Viernes por la mañana? Es prácticamente imposible.
¿Y el Miércoles para una Oración en el Huerto que serviría de contrapunto magnífico a la Flagelación?
b) Fusión de hermandades. Ciudad Real carece de más hermandades donde se contemple a María siguiendo los misterios de su Hijo. Una racionalización y unificación en el diseño de túnicas permitiría que estas hermandades aunasen esfuerzos y voluntades. En definitiva que tuviesen más fuerza y recursos dejando de lado los egos personales con un valiente paso al frente. Un ejemplo para una ciudad demasiado acostumbrada a la división y al enfrentamiento tan lejanos del espíritu cristiano.

2) Recorridos:
Se ha mejorado sensiblemente. El Silencio, el Jueves Santo tarde y el Viernes Santo por la mañana tienen los recorridos más manifiestamente mejorables.
El Silencio viene dado por mantener el recorrido original que ha perdido vigencia, estética y sentido catequético. Hay quien defiende la penitencia como único sentido de la cofradía, pero en el marco actual lo catequético y lo humano han de ir ganando peso.
El Jueves Santo por la tarde debe acortar su recorrido por razones obvias, al igual que el Viernes Santo por la mañana donde el remedio fue peor que la enfermedad.

3) Horarios:
Ciudad Real debe dirigirse hacia estaciones de penitencia entre 3 y 4 horas como máximo. Siendo las cofradías que vienen de barrios (Prendimiento y Medinaceli/Esperanza) las que pueden alargar más su horario debido a su situación.
Lo del Silencio sigue siendo el verso suelto. Adelantar su salida a las doce o la una de la mañana y su entrada a las cuatro o cinco no restaría ni carácter penitencial, ni idiosincrasia.
La Soledad ha tenido alguna crítica respecto al horario pero tiene una problemática añadida de carácter litúrgico (ha de entrar antes de la vigilia de Resurrección) y de logística con la parroquia de San Pedro. Lo ideal sería un horario de 18 a 22. El recorrido es el perfecto.



COFRADÍAS

El análisis pormenorizado de las cofradías es lo que ha levantado más polémica en mi habitual reflexión tras la Semana Santa. No sólo polémica. Se ha utilizado para ataques personales contra mí en el seno de alguna hermandad. Algo absurdo puesto que lo único que siempre he pretendido es que todas las hermandades mejoren su imagen y evolucionen. Siendo todos mejores el conjunto es más admirable y se ve beneficiado.
En primer lugar las VÍSPERAS han sido lo brillantes a lo que nos tienen acostumbradas los últimos años:
DOMINGO DE PASIÓN: Una lección de cofradía en la calle. Mucho público, seriedad y orden. Linares poniendo el magnífico broche musical en un repertorio original e inédito. El exorno floral muy vistoso y cuidado.
VIERNES DE DOLORES: Un barrio hecho Dolores. Quizás menos hermanos acompañando debido al cambiante tiempo. El paso muy bien exornado y andado.

DOMINGO DE RAMOS

BORRIQUITA. Hermandad que pese a sus escasos recursos sigue en progresión. Debe seguir trabajando en el colegio salesiano porque le está reportando muy buenos resultados. El cortejo ordenado. Los pasos exornados de manera sencilla y andando sin descomponerse a pesar de la aparición final de la lluvia. En progresión positiva. Hecho de menos, como siempre, las potencias para el Señor. Hay que seguir trabajando las túnicas, al menos para mantenerlas. Ahora sí es un pórtico digno para nuestra Semana Santa. Enhorabuena.

CORONACIÓN DE ESPINAS. Mejoría general. Más túnicas en la calle. Los pasos andando más serios. Muy emotiva este año la salida de la Merced. El paso de misterio con mejor exorno floral. El palio puede mejorar el exorno incluido el recomendable bordado de los respiraderos. Le vendría bien a la hermandad recortar un recorrido excesivamente largo para una cofradía de centro. Se nota un cambio a mejor. Hay mucho trabajo por delante pero se nota el trabajo y esfuerzo.

PRENDIMIENTO. En su excelente línea de puesta de largo de una gran cofradía. Lección de orden de su numeroso cortejo (más de cien túnicas). El paso con un maravilloso exorno floral y andando con la habitual elegancia. Por ponerle un pero la desastrosa bulla en la Merced que descuadró paso, fieles, acólitos… Comandada por un puñado de elementos de nula cultura cofrade y cuestionable gusto. El discurrir de la cofradía por su barrio, de recogida, es de lo más emocionante e íntimo. Se puede caminar con el Señor Cautivo y rezarle pausado. En espera del histórico año que viene con la Salud bajo un palio de ensueño. Adelante con el trabajo.



LUNES SANTO

Lástima de día para cofradías. Lástima de oportunidad perdida.
El Via Crucis menos numeroso que recuerdo. El Cristo de la Buena Muerte, con unas andas como las que estrenó el Cristo de la Piedad este año, realzaría el acto y permitiría al fiel centrar la oración en la sagrada imagen.

MARTES SANTO

MEDINACELI. De recogida a su barrio es un paso con un número ínfimo de túnicas y con cuatro niños delante de un pasito. El paso bien exornado y andado. Es una lástima que el número de saludos entorpezca el discurrir de la pobre cofradía y de otras que venimos por detrás. Para mí Medinaceli y Esperanza deberían ser la misma hermandad con unos recursos humanos mayores y un objetivo común. Pobre imagen de la cofradía de la que se salva el paso.

ESPERANZA. De recogida iba suficientemente ordenado el cortejo con un repunte en el número de nazarenos. El paso andando bien con su personalidad propia. El exorno correcto. Un trabajo constante que da sus frutos. A seguir así.

PENAS. Es mi cofradía. Y es según sus escasos recursos de las que más gente pone en la calle. Un cortejo ordenado y largo. Con insignias. El paso andando con su cadencia única de nazareno antiguo. El primer año sin Marcelino Abenza padre al frente. A él le debemos las formas únicas de este paso y su cadencia inigualable. Las Penas son referente porque el maestro de capataces de Ciudad Real así lo quiso. El paso exornado con sencillez y mimo.
Un Cristo viejo que, sin acabar de levantar la devoción del pueblo, logra aunar una gran cofradía a su paso. Quizá hayamos llegado al cénit de lo que podamos dar de sí. Y nuestros problemas sean de radicación u otra naturaleza. Pero la lección de trabajo y esfuerzo que dan las Penas cada Martes Santo son para enmarcar. Una Junta de Gobierno que merece un reconocimiento especial.



MAYOR DOLOR. Vistos los problemas de la cofradía esta procesión debería desaparecer o realizarse en vísperas (¿Sábado de Pasión?)

MIÉRCOLES SANTO

FLAGELACIÓN. Otra lección de lo que debe ser una cofradía. Casi 130 nazarenos en un cortejo largo que es seña de identidad. Los pasos con exornos cuidadísimos y andando como es habitual. El misterio magnífico, de los mejores años para mi gusto. El palio sigue siendo el mejor andado de la ciudad aunque personalmente me guste más el repertorio de otros años. En ésta cofradía cristaliza el trabajo y mimo de muchos años. Como siempre de dulce.


SILENCIO. En bajísimas cotas de nazarenos. Al menos este año procesionan los dos pasos. Sigo manteniendo el habitual discurso. Cambio de horario y de recorrido.
A mi parecer. Y por sugerir algo y quien tenga oídos que oiga:
Salida a las 00.30.
Recorrido: General Rey, Compás de Santo Domingo, Lirio, Norte, Plaza de Santiago, Ángel, Plaza de Agustín Salido, Jacinto, Toledo, Pasaje de la Merced, Caballeros, Plaza del Carmen, Azucena, Prado, Feria, María Cristina, Plaza Mayor, Cuchillería y Ruiz Morote.
Entrada a las 04.30.
Respecto a los pasos muchos hermanos barajan varias soluciones: mantenerlos a un hombro con pasos más reducidos en canasto y dimensiones. Situar a Cristo y Virgen en un solo paso. Cambiar los pasos a costal. Todas son viables menos mantener el actual y calamitoso estado de falta de portadores e indefinición.

JUEVES SANTO

Este año no pude presenciar ni el Jueves Santo tarde ni el Viernes Santo por la mañana. Pero coinciden con algunas de las cofradías que más pobre imagen dan en la calle. Ya he mencionado anteriormente algunas de las posibles soluciones. Lo que es insostenible es que el Viernes Santo por la mañana discurran cinco cofradías que, a excepción de la Oración en el Huerto, den una imagen muy pobre con cortejos ínfimos, y que las Juntas de Gobierno y hermanos estén instalados en la autocomplacencia.

VIERNES SANTO

PIEDAD. Enorme. Un crucificado que anda de lujo. Una cofradía ordenada, con insignias de calidad. El trabajo de cuadrilla y cuerpo de capataces nos brinda algunos de los momentos más sobrios y, a la vez, elegantes de nuestra Semana Santa. El nuevo llamador excepcional. Me gustan más los claveles 'sangre de toro' pero siempre esmerado el exorno. La Merced, la esquina Feria-Prado, la entrada… Tratado de cómo debe andar un Cristo muerto.

DESCENDIMIENTO. El cortejo corto pero ordenado y cuidado en detalles. El paso bien exornado y bien andado. Un misterio de mérito que debe seguir aunando voluntades para crecer. El camino que llevan es bueno.

ANGUSTIAS. El cortejo también corto. El estupendo exorno al que nos tienen acostumbrados ha flojeado un poco este año (a mí me sobran calas y palmito) pero es gusto personal. Para mi gusto desentona el repertorio elegido con un Cristo muerto y antes del Silencio del Sepulcro. La Virgen se puede ahorrar la diadema-aureola. Hay mucho trabajo por delante.

SEPULCRO. Ante los problemas y los rumores pueden tener una buena línea de trabajo. Enhorabuena por el recorrido corto y sin dislates. A los que protestan, ya en la calle Paloma venía el Señor sin apenas gente viéndolo. Hay que recuperar una cofradía entera sin apenas túnicas. El paso bien en silencio y con un paso corto y reposado.

AVE MARÍA. Sorpresa positiva. Cortejo largo y con más orden que otros años sin desbandada final de nazarenos. El paso andando muy bien, muy fino, con un repertorio más cuidado. El Pasaje de la Merced de lo más bonito del año en cuanto a palios que han discurrido por él. Bien el exorno. Camino a seguir que realza a la cofradía.



SÁBADO SANTO

SOLEDAD. La delicadeza de la sobriedad hecha hermandad. El misterio con una seriedad y una elegancia sin parangón. La capilla y el coro poniendo el toque fúnebre que la liturgia de la jornada exige. El palio dando una lección de sensibilidad musical y de andar sobrio. El broche perfecto para lo que la Semana Santa debe ser. Hay que aumentar el número de túnicas pero el orden del cortejo es sensacional desde los cirios de respeto al palio. A seguir así.

DOMINGO DE RESURRECCIÓN
Seguimos buscando Resucitado con unción religiosa y acorde con nuestra Semana Mayor. Y Madre Gloriosa que le acompañe.


PS. Incluyo recuento de nazarenos de cofradías realizado con contador por pulsación. Los datos están sujetos a revisión. Los datos de costaleros son aproximados así como el apartado otros (cortejos de preste, mantillas, servidores, nazarenos destapados, etc). También lo son los de las hermandades de Las Penas y el Nazareno. El resto pueden tener una pequeña desviación de +- 5 debido al lugar donde se presencia el discurrir de la cofradía.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Análisis Semana Santa Ciudad Real 2017

Escribir sin duende