Ahora todos los católicos somos uno.



Oremos por nuestro Papa, Su Santidad Francisco I.


V. Oremus pro Pontifice nostro Francísce.


R. Dominus conservet eum, et vivificet eum, et beatum faciat eum in terra, et non tradat eum in animam inimicorum eius.

Oremus.

Deus, omnium fidelium pastor et rector, famulum tuum Francísce, quem pastorem Ecclesiae tuae praeesse voluisti, propitius respice: da ei, quaesumus, verbo et exemplo, quibus praeest, proficere: ut ad vitam, una cum grege sibi credito, perveniat sempiternam. Per Christum, Dominum nostrum. Amen.

Comentarios

  1. Eso que empiecen a rezar los miembros de la obra opusiana, que empiecen a rezar los del camino catecumenal, los de la misa tradicional en latín, que empiecen a rezar, que un papa, según dicen, persona humilde, sencilla, del ala centro-progresista ( capaz de dialogar con el mundo sobre temas que acucian a la Iglesia).
    Ojala y este Santo Padre, que no le gusta que le llamen Eminencia, que no le gusta el oro, que coje el autobus, limpie a la Iglesia de la suciedad y el oscurantismo arcaico. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Sin duda será un Papa que acoja todas las sensibilidades y escuche, comprenda, acerque. Pese a los que, como tú, se empeñan desde el primer instante en sembrar discordia, desunión y rencillas.

    ResponderEliminar
  3. Empezad a guardar todas los "encajes y puntillas" y resto de ornatos litúrgicos, porque la centralidad en Cristo y su Evangelio retorna, la nueva evangelización no consiste en el "boato externo barroco" ( que aunque bello para los sentidos) quedó trasnochado con el devenir de los tiempos.
    La Nueva Evangelización comienza por el amor a Dios y a los hermanos, especialmente los pobres, destinatarios primordiales del mensaje de Jesús, ya es tiempo de volver a una Iglesia con una cara más humana y mas evangelica, despojada de esas pretensiones de cargos, utilizando a veces el chisme y la calumnia, obsesionados por la guerra de palabras contra los no cristianos,etc.
    Es hora de que los Kiko Arguello y sus ádlateres se intengren en las distintas comunidades parroquiales y dejen sus celebraciones a puerta cerrada.
    Es hora también de que esa cuasi-secta llamada Opus Dei deje de ser sinónimo de elitismo y evangelice al mundo desde la humildad del mensaje del rey que nunca quisó reinar.
    Es la hora de una Iglesia Ecuménica, en permanente diálogo con otras confesiones (y no precisamente los Lefebvrianos)
    A los que permaneceis dormidos, encended vuestras antorchas que ya llega el Señor por medio de su humilde siervo Francisco.

    ResponderEliminar
  4. Me sigues dando la razón.
    Estando de acuerdo en parte de tu mensaje no excluyo a nadie.
    La Iglesia tiene múltiples carismas y todos deben ser acogidos y respetados. Aunque no te gusten.
    Gracias a Dios el Santo Padre no dará escucha a las voces de odio y tendrá a todos en cuenta para construir y extender la respuesta evangélica.
    Sea con "encaje y puntilla" o sea con el trabajo entre los más pobres. Porque hay muchas respuestas de la Iglesia para diferentes problemas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Análisis Semana Santa Ciudad Real 2017

ANÁLISIS DE LA SEMANA SANTA DE CIUDAD REAL 2016

Escribir sin duende