Te has dormido...



Has llegado muy cansada y se te ha caído el alma al suelo. Has buscado por tantos rincones y sentido sin saberlo. Te ha atrapado el tiempo, te has dejado jirones de piel entre nuestro silencio.
Yo te he mirado a tus ojos tan bellos, que se te entornaban, que se te hacían eternos. Te he mirado dentro y no has querido sonreírme.
- Déjame unos días y estaré bien.
Y se te han ahogado las palabras de tristeza.
- Ahora quiero dedicarme a acabar la larga lista que tenía empezada. Ya la viste el otro día y ahora es lo más importante.
Prefiero no decirte nada y bajar las escaleras para dejarte sola. Tú y tus trabajos que inundan los días de extrañeza y temor.

No vas a entenderme cuando te hable de aquellas noches que eran nuestras, cuando abríamos y cerrábamos tantas puertas, sin importarnos hacer ruído o sentar la cabeza.
No vas a entenderme cuando te diga que me gusta verte sentada de espaldas, acercarme y besarte en el cuello para atrapar el olor de tu enmarañado pelo.
No vas a entenderme cuando se me hagan eternas tardes como ésta, contando el tiempo, acariciando los últimos días de primavera, soñando con el alma muy negra, llena de muy negra pena.
No me entiendes cuando no me salen las cuentas, cuando el día se hace noche y ya no me esperas, cuando los quirófanos huelen a sudor y a sangre seca, de tanta herida aún abierta.
No vas a entenderme porque te has dormido con la luna llena.

Comentarios

  1. El título me ha recordado a una de mis canciones favoritas. Es precioso lo que escribes, Fran. Perdona por el video cursi que te voy a calzar:

    http://www.youtube.com/watch?v=QRCDBDCITys

    Estas dormida y en tus párpados te dejo un beso y un adiós,
    cierro la puerta muy despacio, no sé por qué pero me voy.
    tiempo y amor son enemigos, si no hay pasión llega la ruina,
    hay que ponerse en peligro y escapar deprisa de la rutina.
    volveré cuando haya visto el corazón de la ciudad,
    cuando agote el paraíso y no pueda más,
    cuando ya no quede nada más que aquello que dejé,
    volveré, si volveré.
    hay que romper de vez en cuando, sin miedo la monotonía,
    ponerse a prueba frente al mundo y sentirse vivo todavía.
    volveré cuando la vida me recuerde tanto a ti,
    que no pueda dar un paso sin pensar en ti,
    cuando ya no quede nada más que aquello que dejé,
    volveré, si volveré. volveré
    estás dormida y en tus párpados, te beso y pienso, volveré

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Análisis Semana Santa Ciudad Real 2017

ANÁLISIS DE LA SEMANA SANTA DE CIUDAD REAL 2016

Escribir sin duende