Quedarse sin palabras...



Difícil no conmoverse, quedarse sin palabras, sentir extraña añoranza, acercarse a la catarsis, desplegar el manto níveo de lo que es bello sin necesidad de ropajes, atravesar los caminos pasionales en todas las direcciones, escuchar el rumor del Paraíso prometido, sangrar por nuestra piel con infinita elegancia, atravesar la lúgubre noche, mantenerte en silencio extático y sublime, soñar en duermevela, tronar en Cielo con fulgor de reyes, andar sobre las aguas con cadencia mayestática, arrastrar el peso de culpas ajenas, escupir al suelo con gusto de hiel y tierra, desvelar los horizontes por siempre ocultos.

Caminar, caminar, caminar hasta dónde caen los océanos eternamente.
Caminar contigo en pos de tus palabras, con la herida llagada y abierta del tiempo.
Caminar tras de ti hasta que musites cualquier palabra.

Déjame que camine tras tu senda,
tu camino, tu alborada.
Déjame tu luz, tu sangre,
tu cuerpo, tu perdida esperanza.
Déjame, eternamente, tu noche
y la finura de tu estampa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Análisis Semana Santa Ciudad Real 2017

Escribir sin duende

ANÁLISIS DE LA SEMANA SANTA DE CIUDAD REAL 2016