La magia de la disposición



Cómo nos disponemos en la vida es algo que hará que veamos las cosas de una manera o de otra. Algunas veces nos hará sentir el espacio, las personas y las cosas como un todo ordenado. Otras, por contra, nos hará sentirnos en el caos. Es dificil darle a esto último un sentido peyorativo porque el caos hace que fluyan a nuestro cerebro soluciones, algunas de ellas con originalidad. Es un tremendo error ver en el caos problemas. El caos es el primer paso para el orden, para la solución, para la producción y el triunfo.
En el espacio pictórico también existen artistas que lograron dar solución a la ecuación caótica. Annibale Carracci es uno de ellos. En el marasmo del barroco logra una disposición alucinante y alucinada de los espacios.
Acaricia y ama a cada uno de los protagonistas de sus composiciones. Y los ordena, les ordena colocarse, les ordena ser majestades y súbditos, los amontona y luego los separa. Pero ordena con dulzura, torneando sus contornos, sonrosando sus pieles, dulcificando sus tiernísimos gestos...

Esta perspectiva barroca sabe a nube y ángel glauco. Solo ellos son testigos de la necesidad que, a veces, tenemos de su dulzura mayestática. Hay que encontrarla para sentir ese bajo continuo que armonice tu propia y ruda existencia, hay que abrir los brazos extáticamente, hay que desesperar para encontrar la exasperación y con ella la perspectiva nueva, la norma, la cadencia, el amanecer y el camino.

Comentarios

  1. Como nos disponemos en la vida, hace que tengamos visiones muy diferentes de una misma realidad. Algo así como el mito de la caverna, nadie pone en duda lo que ve, pero es díficil salir del mundo de las sombras y caminar hacia el sol. Muy pocos son capaces de llegar al grado más alto de conocimiento. Muy pocos son capaces de moverse a la vez entre el mundo sensible y el inteligible, y los que lo hacen rara vez son entendidos por el resto de la humanidad.

    "Caos está entendido no como ausencia de orden, sino como cierto tipo de orden de características impredecibles, pero descriptibles en forma concreta y precisa. Es decir: un tipo de orden de movimiento impredecible."

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que el caos es un problema sólo si te instalas en él de forma permanente. Aunque como punto de partida puede ser interesante, despues todo necesita un cierto orden, al menos mental, no crees?
    Es verdad, Sory, nadie ponemos en duda lo que vemos, aunque es evidente que vemos cosas completamente diferentes: cada uno desde el ángulo en el que la vida, o nosotros mismos, nos hemos colocado.
    Por cierto, me encanta el primer dibujo de la entrada!

    ResponderEliminar
  3. Ay madre dibujo! Es un grabado con una temática muy usual en la época: La Virgen y Santa Ana con San Juan y Cristo niños.
    El caos es el comienzo de la Creación. En ella estaba todo pero se necesito ordenarlo en siete días (Gn).
    Pero tb según las teoría científicas todo se encontraba de manera caótica en el huevos cósmicos. Sucedió una explosión "ordenadora" y se hizo todo.
    Ambas coinciden. Curioso...
    Un besete a las dos.

    ResponderEliminar
  4. Perdón, perdón, el grabado!;)
    La verdad es que ayer, cuando leí la entrada pensé en el Génesis (je,je)y luego estuve dándole vueltas. 7días...yo creo que aún se está ordenando!

    ResponderEliminar
  5. Con el nivel artístico que pulula por este blog, casi me da vergüenza comentar más cosas...

    Almu, de acuerdo en todo. Yo creo que la solución está en ir cambiando de ángulo, movernos por el cuadro, para ver los distintos matices. Apreciar las luces y las sombras desde todos los puntos de vista posibles. Ir cogiendo el cachito de la verdad que cada uno llevamos dentro, y quedarnos con un poquito de cada. Así la obra se va enriquenciendo, gana colorido, y adquiere nuevos matices que no pueden verse a primera vista.

    Gracias a los dos por formar parte del cuadro.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Análisis Semana Santa Ciudad Real 2017

Escribir sin duende

ANÁLISIS DE LA SEMANA SANTA DE CIUDAD REAL 2016