Rumbo a África

Me voy unos días a la Morería.

Allá dónde vertimos tanta sangre española, tanto dolor. Allá dónde Annual, Barranco del Lobo, Gurugú pero también Wad Ras, Alhucemas. Dolor y gloria, altivez y humillación...

Hoy en día un puñado de circuitos turísticos, regateo, comidas en mal estado, grandiosas mezquitas, restos de almohades y almorávides, huella española y la inmensidad del Atlas.



Me voy unos días pero os dejo que sigáis repasando entradas antiguas.

Me voy con el ansía profunda de últimamente agarrada a la boca del estómago, me voy con el tacto soñado de la piel de melocotón. Me voy sudando almizcle y llorando colores acuarela. Me voy y cuando venga no sé quien estará ya esperándome. Vida de sinsabores.

No vamos con petate y fusil al hombro pero ¡Adiós España! No aflorarán lágrimas porque no nos gusta tu aspereza de hombres públicos y palabras vanas. No se nos mueve un ápice porque igual que te odiamos, te queremos e igual que te queremos, te odiamos. Ya no sentiremos más tu hálito cálido, te sabemos en transidas manos de avidez y se nos clavan tus puñales en el alma.

Ya sé que parezco triste, no es así.

Solo es rabia...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Análisis Semana Santa Ciudad Real 2017

ANÁLISIS DE LA SEMANA SANTA DE CIUDAD REAL 2016

Escribir sin duende