Nuestros obispos


Para los que nos definimos como católicos a veces es insufrible que ocurran cosas como éstas, pero por ser inmorales y, en el fondo, profundamente anticristianas también las tenemos que criticar.
Las últimas declaraciones del obispo de San Sebastian son el colmo de los despropósitos y dejan como siempre un sabor amargo y de injusticia profunda. Más aún cuando viene de uno de nuestros pastores.
Como cristianos debemos estar en consonancia con las opiniones de nuestros pastores pero, también ellos, se equivocan. Y, a veces, de manera profunda no quedándonos otro camino que ignorar ciertos mensajes, recomendaciones y seguir las vías correctas para que se revisen semejantes atentados contra la verdad, la justicia y la libertad de un país, España, que ha sufrido y sufre la falta de la libertad, el chantaje, la extorsión, las amenazas y el terror de ésos a los que el citado obispo pretende dar aire y carta de legalidad.

A veces hay que orar para que el Señor aleje de puestos de responsabilidad a algunos prelados cuyas ideas son tan contrarias al mensaje de Cristo que hacen temblar las conciencias de la Iglesia y de la nación.

Que el Señor les confunda, pero lejos de la púrpura y el báculo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Análisis Semana Santa Ciudad Real 2017

ANÁLISIS DE LA SEMANA SANTA DE CIUDAD REAL 2016

Escribir sin duende