Las cosas que pasan al lado de mi casa y yo sin enterarme.

La Policía Nacional ha detenido a trece implicados en el secuestro de un joven chino de 18 años, liberado esta madrugada por los GEO en Illescas (Toledo), al que maltrataban de forma constante y mantenían "a pan y agua", según una nota oficial.

Entre los detenidos figuran el principal ejecutor e ideólogo del secuestro, según un comunicado difundido por la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil.

Los trece detenidos estaban relacionados también con otro secuestro ocurrido el pasado octubre; en esa ocasión, la víctima fue un menor de corta edad que también fue liberado con éxito y se logró detener a parte de la banda de secuestradores.

Agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) han liberado esta madrugada al joven chino que estaba custodiado por dos compatriotas en un piso de Illescas y que fueron detenidos durante la operación.

La víctima, según el comunicado, ha declarado que sus captores "le maltrataban constantemente y que únicamente le proporcionaban, una vez al día, un trozo de pan y agua".

Los secuestradores pedían a la familia 300.000 euros por liberar a su único hijo y les presionaban con imágenes del joven con los ojos vendados y confesando el maltrato.

La noche de su desaparición, el pasado 3 de enero en Madrid, el chico había quedado con una presunta joven que había conocido a través de internet.

La nota oficial explica que en la madrugada del 4 de enero una ciudadana de origen chino denunció en la comisaría del distrito madrileño de Usera la desaparición de su único hijo, J.Z., de 18 años.

El joven había salido a cenar y sobre las 23.00 horas la familia recibió dos llamadas telefónicas de un compatriota que, desde el propio teléfono de su hijo, exigía un rescate de 300.000 euros por su liberación, que "excedía con mucho de las capacidades económicas de los padres", dice la nota.

Investigaciones preliminares indicaron que el adolescente no había quedado con ninguno de sus amigos sino con una supuesta chica a la que había conocido por internet y su rastro se perdió en el barrio de Usera sobre las 20.00 horas del 3 de enero.
Mostraban las imágenes del joven a través de webcam

Durante días los secuestradores presionaron a la familia y en dos ocasiones mostraron a su hijo, a través de una webcam, "con los ojos vendados, pidiendo que pagaran el rescate y manifestando estar siendo maltratado, e incluso le habían golpeado".

Los investigadores, que controlaron un intento de pago que resultó fallido, establecieron una conexión con los autores del secuestro de octubre de 2008.

Los agentes identificaron a los dos principales organizadores, el ideólogo y el ejecutor, quienes podían tener relación directa con la familia del joven secuestrado.

Uno de ellos había alquilado recientemente una vivienda en Illescas, inmueble que permanecía con las persianas bajadas y era frecuentado por el sospechoso una o dos veces al día.

El pasado lunes, se observaron cómo de ese piso salían tres individuos, portando uno de ellos un ordenador portátil, junto con el sospechoso, y subieron a una furgoneta grande de color oscuro y con los cristales tintados, utilizada en el secuestro del joven, dirigiéndose hacia Madrid.

Se reunieron en un bar de la calle de Marcelo Usera con el otro identificado, considerado por los investigadores como el ideólogo.

El coordinador de las investigaciones ordena la detención de todos ellos y, simultáneamente, al que tenían que efectuar la entrega del rescate, así como otros relacionados con los hechos.

Sobre las 22.30 horas agentes del GEO penetraron en la vivienda de Illescas y consiguieron detener a los dos individuos de nacionalidad china que se encontraba en el interior y liberar al muchacho secuestrado.
Le encontraron atado de pies y manos

El joven, según el comunicado, estaba en una de las habitaciones, encima de una litera, "atado de pies y manos al camastro".

En sus primeras manifestaciones, el secuestrado afirmó que acababan de pegarle, que había estado con los ojos vendados y que solamente una vez al día le daban un trozo de pan y un vaso de agua.

La víctima declaró que era frecuentemente golpeado y maltratado y, en especial, cuando contactaban telefónicamente con los padres.

El liberado fue trasladado a un centro médico para su reconocimiento físico, donde constataron sus lesiones, y posteriormente conducido al domicilio familiar.

En el registro de la vivienda fue hallada una pistola, capuchas, cuerdas, navajas, la documentación del secuestrado y sustancias con efectos somníferos.

Comentarios

  1. Te quedas impactada cuando ves estas noticias, me imagino si encima pasa cerca de casa mucho más.
    No sabía lo de que había quedado con una chica por internet... ¿Acaso fue una trampa?

    ResponderEliminar
  2. Se me había olvidado, gracias por visitar mi blog.

    ResponderEliminar
  3. Ahora dicen que los secuestradores eran familiares y conocidos del chico...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Análisis Semana Santa Ciudad Real 2017

ANÁLISIS DE LA SEMANA SANTA DE CIUDAD REAL 2016

Escribir sin duende