SEMANA SANTA DE CIUDAD REAL 2014: EL ANÁLISIS (II)

MIÉRCOLES SANTO

- Flagelación: Muy bien. El cortejo más completo de nuestra Semana Santa. Muy nutrido, bien ordenado y con insignias bien portadas y de calidad.
Los pasos muy bien andados. El misterio en su estilo con un exorno destacable e innovador. El palio es para mi gusto el que mejor anda de la Semana Santa de Ciudad Real.
Por mantener el nivel y superarse año a año les doy el SOBRESALIENTE.

- Silencio: Se mantiene la tendencia negativa de los últimos años y, además, se agrava con el paso de la Virgen a ruedas que demuestra lo que ya era una situación lamentable de por sí. Muy mal antes, durante y después de la procesión. Los nazarenos van en su inmensa mayoría destapados al templo (como en otras corporaciones) pero no se queda la cosa ahí, verlos trasegar bebidas de diversa índole en el cafetín y otros establecimientos con la túnica de la hermandad ES DE VERGÜENZA como cofrade y debe ser algo que todos los que amamos nuestra Semana de Pasión debemos denunciar.
Además de ese triste espectáculo el cortejo (el más numeroso de nuestra Semana Santa) va desordenado con hachones eléctricos unos, de aceite otros. El exorno de los pasos muy mejorable. Un tambor marcando el paso (sic!) de la Virgen que iba a ruedas. Unas insignias que son más propias del tiempo de posguerra en el que se fundó la hermandad y que adolecen de una profunda falta de programa iconográfico cofrade y cristiano, por no decir directamente que son de nulo gusto.
Y para rematar la faena la Junta de Gobierno se retrata, sonriente y satisfecha, la mañana del Jueves Santo con las túnicas de las hermandad puestas en una terraza de un bar. Una imagen que recorre ya las redes sociales y que se convierte en icónica de LO QUE NO DEBE SER UNA COFRADÍA.
SUSPENSO TOTAL sin paliativos ni aspectos positivos.

Hablando luego con algunos cofrades de Ciudad Real, hermanos del Silencio, entristecidos por la deriva a la que se ha sometido la hermandad llegábamos a una conclusión sencilla. Hay muchos pasos para revitalizar esta corporación nazarena pero me quedo con los más sencillos de dar:
a) Adelantar la hora de salida a las 0.00 horas o como muy tarde a la una de la noche.
b) Cambiar el absurdo recorrido dejándolo reducido a unas tres o tres horas y media. Para lo que podían seguir el modelo del Nazareno o la Soledad de su misma parroquia.
c) Exigir el mínimo decoro a quienes visten la túnica de la hermandad recordando que la penitencia es anónima.

JUEVES SANTO
Día de claroscuros. Se acertó con el cambio de recorrido de la tarde aunque debe recortarse. Al salir de Santiago lo lógico es bajar Jacinto, Toledo y hacia el Pasaje de la Merced y de ahí se puede subir a El Carmen o ir directo al Camarín ahorrándose tiempo y vueltas sin sentido.

- Santa Cena. Ha frenado su caída. Se nota una ligera mejoría no tanto en el número de túnicas que siguen siendo muy escasas pero sí en mayor orden en el cortejo e insignias.
Los pasos muy bien exornados y el palio andando bastante bien. Muy bonito el paso por el Pasaje de la Merced.
SUSPENSO ALTO en espera de mejorar para otros años. Fundamentalmente el número de nazarenos de fila.

- Pilatos. En su línea. Cortejo medianamente nutrido, sobre todo de niños, pero desorganizado. No existen las insignias clásicas de una cofradía barroca. Por no haber no hay ni cruz de guía. Los hermanos deben vestir la túnica completa porque la penitencia es anónima. Si no hacen penitencia que vistan de traje. El paso cuando embocó la Merced andó una rato en lento y se veía precioso, un gran misterio. Luego en su traqueteo habitual. A mi no me gusta que un paso ande así. Costaleros con pins de equipos de fútbol y demás equipamiento ajeno a lo que es una cofradía.
Exorno del paso muy pobre.
El Niño sobra. Muy bien para una Semana Santa infantil o Cruz de Mayo. No para hacer estación de penitencia.
SUSPENSO. Habrá a quien le guste el Señor dando saltos. A mí no.

- Longinos. Una de las decepciones de la Semana Santa. Cortejo paupérrimo de unas veintitantas túnicas y mal organizado además. Hermandad que parecía que iba a subir pero que toca fondo.
Acólitos mal.
El paso muy bien exornado y andando correctamente sin estridencias. Le pega más una banda de CCTT y la Agrupación a Pilatos, pero es mucho pedir.
SUSPENSO. La Extraordinaria fue eso, extraordiariamente buena, pero no se ha continuado con esa estupenda labor.
Me gustaban las plumas en Longinos e incluso se podría exornar las imágenes como antaño. Podría ser un cambio positivo.

- Dolorosa. Bien. Ha aumentado el número de túnicas en su cortejo que, además, va bien organizado. Aún puede seguir ganando nazarenos de fila.
El paso y la Virgen muy bien exornados. La cuadrilla ha ido ganando enteros. Es un palio que anda muy bien. Brillante discurrir de la cofradía por el Pasaje de la Merced.
El palio necesita acólitos ceroferarios ya.
APROBADO ALTO y puede ir a mejor. Soy optimista con esta corporación.

- Nazareno. Iba en el cortejo de esta cofradía. Pero lo ví numeroso y ordenado. Memorable gesto el hacer estación de penitencia ante el Santísimo en las Hijas de Santa Ángela de la Plaza de Santiago. Los hermanos genuflexando, rodilla a tierra, ante el Altísimo. Emocionante.
El cortejo aún puede aumentar y enriquecerse en insignias que faltan.
El paso muy bien exornado. Se puede andar más largo. Las levantás impecables.
NOTABLE.

VIERNES SANTO
Día de luces y sombras. Más sombras que luces por desgracia. La situación de algunas cofradías es para que se planteen la desaparición o la fusión. Pero, como comenté en la primera parte del análisis, me temo que muchas Juntas de Gobierno se miran antes a sí mismos que a su hermandad y la imagen que dan al hacer catequésis pública.
Fatal el recorrido de por la mañana. Junto al Silencio el peor de toda la Semana Santa. Y hasta la Diputación la afluencia de público y fieles fue escasísima (¿Qué se pretende con este recorrido?).


-Huerto. Cortejo nutrido de más de ochenta túnicas. Mal organizado. Nazarenos que se sientan en las sillas en la Calle Toledo, portadores de insignias destapados, personas que realizan la estación de penitencia destapados. Tres bandas son innecesarias en una hermandad de un solo paso, se puede destinar ese dinero a mejorar las insignias o a exornar al Señor con unas más que necesarias potencias.
El paso con un exorno muy silvestre que puede y debe mejorar. Andando bien a ratos. Muy correcto en los lentos y en algunos casos andando de costero. Mal los serruchos y andando para atrás.
SUSPENSO a pesar del enorme potencial de esta hermandad y del gran paso que están haciendo.
Si cambiasen de día ganarían.

- Encuentro. Hermandad destinada a la fusión o desaparición. Veinte nazarenos en un cortejo que no merece tal nombre. Lo que hace falta es autocrítica y toma valiente de decisiones.
MUY MAL por la extrema pobreza e imagen.

- Jesús Caído. Una de las hermandades señeras del Viernes Santo por la mañana que con veintipocas túnicas se encuentra en la misma situación que el Encuentro. Además estrenan un estandarte cuya idoneidad y valor es la más absoluta falta de necesidad. Si el Hermano Mayor de esta corporación quería entrar en la Champions League más le vale plantearse si está más cerca de la segunda división o lo que es más productiva ser el primer Hermano Mayor en plantear una fusión de hermandades que beneficie, no solo a la suya, si no a otra corporación en peligro.
También se puede plantear el cambio de día.
MUY MAL ante un cortejo de veinte personas y paupérrima imagen.

- Tres Cruces. De las cincuenta túnicas o más que se sacaban en tiempo de Luis Calahorra a diecinueve. Con eso se dice todo. Otro despropósito llevado al extremo. En cualquier pueblo sale más gente acompañando a sus Titulares. Lo aplicable a las dos corporaciones nazarenas anteriores es aplicable a ésta.
Además el exorno del paso deja bastante que desear siendo el misterio de tan bella factura. Quizá el dorado del paso no debió ser la prioridad de esta Junta de Gobierno que exige medidas valientes.
MUY MAL ante la tristeza de lo que el público de Ciudad Real pudo constatar.

- Misericordia. Con M de MUY MAL. Una hermandad que tuvo un proyecto y una pujanza hace pocos años y que apenas llega a las treinta túnicas. Una hermandad que no debió fundarse como tal si no fusionarse con algún titular cristífero y que hacia ahí debe caminar.
Cortejo pobre y desorganizado, paso mal exornado y andando con brusquedades. Con eso poco hay que calificar.

- Cristo de la Piedad. Lo mejor del Viernes Santo y de lo mejor de nuestra Semana Mayor. Cortejo nutrido y organizado con nazarenos llegando tapados a su templo lo que dice mucho en favor del trabajo de la actual Junta de Gobierno.
El paso anda como debe andar un Cristo muerto. Con seriedad, sobriedad y elegancia. Excelente. La revirá Feria-Prado no me canso de repetir que es de lo mejor andado de nuestros pasos.
El exorno fabuloso como siempre.
SOBRESALIENTE CONDICIONAL en espera de que el cortejo aumente y se complete en insignias.

- Descendimiento. Cortejo justo muy estirado para disimular carencias. El misterio es una pena a ruedas pero es lo que hay con el trabajo insuficiente del equipo de capataces.
El exorno del paso correcto.
SUSPENSO. Escasez y falta de previsión en el paso.

- Angustias. No ví el cortejo. Y el paso solo salir. Hay que retranquear bien y, como en la Coronación, realizar una labor de priostía eficiente y no improvisada que ponga en peligro el patrimonio como paso con el INRI.
El paso muy bien exornado.
SIN CALIFICAR.
- Santo Entierro. Unas treinta túnicas de las ocho que llegó a sacar. Los pasos han ganado mucho a costal. Deben ir sobrios, en silencio y sin cambios como los vi en la Merced. Hay que enriquecer el cortejo con insignias y ordenarlo más.
SUSPENSO ALTO por la, todavía patente, escasez de cortejo e insignias.

- Ave María. Cortejo nutrido pero túnicas tomando cañas en la plaza antes de la procesión. Cortejo desordenado. Cortejo con zapatillas deportivas. Cortejo a la carrera en el Prado para meterse destapados en la bulla final. El número no lo es todo. Las formas, la compostura y la formación hacen al cofrade.
El paso bien exornado pero mal andado y mal retranqueado con numerosos incidentes. No entiendo que un palio se lleve a bandazos ni a tirones. Pero ahí está. Hay gente que en la solemnidad de la conmemoración de la Muerte de Cristo va cantando y bailando al lado del palio de una Madre Dolorosa.
SUSPENSO.

SÁBADO SANTO

-Soledad. Cortejo todavía escaso pero bien ordenado. Le faltan insignias.
Los pasos muy bien andando. Repertorio cuidado en el palio. Los exornos muy correctos.
Me gustó el cambio de hora y de recorrido.
APROBADO ALTO.

DOMINGO DE RESURRECCIÓN

Se buscan un Cristo Triunfante y una Virgen gloriosa con unción y devoción. Y, de paso, una hermandad acorde.





Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. En mi opinion creo que las hermandades del Viernes Santo tendrian que salir entre el Lunes y el Miercoles Santo.Por ejemplo,la oracion en el huerto y la misericordia el Lunes Santo y Miercoles Santo que no hay nada mas que 1 hermandad,claro como es el hermano mayor el ex presidente de la asociacion de cofradias,tiene que acaparar ese dia.O fusionarse, el Nazareno esta esperando a la virgen de gracia y esperanza y puede ser la misericordia....Necesitamos en Ciudad Real hacer una campaña de tunicas,nos hemos vuelto muy comodones viendo las cofradias desde un balcon o desde un bar.Asi no pueden hacerse las cosas,y unas juntas de gobierno con mas promocion.Soluciones YA!!! Los sagrados titulares no tienen la culpa de lo que hacen 4 ineptos en algunas hermandades...En cuanto a sus comentarios,dice la verdad en todo.

    ResponderEliminar
  3. Creo, pienso, que las hermandades deberían ser algo más que los aspectos materiales, deberían ser más espirituales o, mejor dicho, que la gente que valora estas expresiones de la fe a través de la devoción popular prestaran más atención, o al menos la misma, a la Fe que a los aspectos materiales, y a las personas que las componemos, pues muchas veces se obvian las situaciones que subyacen o se esconden tras la "puesta en la calle" de una hermandad, más sobre todo penitencial. Además, y a mi corto entender, cada cofradía debería buscar su propia idiosincrasia, si aún no la tienen, y sus fines, diferentes dentro de la igualdad y lo común que a todas nos une.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por "tu critica constructiva" y por "tu generosidad" con las Hermandades de "tu ciudad".
    Se nota que eres "buen cristiano" y "buen cofrade".
    Jesucristo, que amaba y aceptaba tal como era a todo el mundo ( probablemente sin un analisis tan exhaustivo), lo hubiera dicho igual... o a lo mejor no??

    ResponderEliminar
  5. Vivi precisamente porque quiero lo mejor para mi ciudad quiero que sus hermandades sean ejemplares. Y precisamente los cristianos y cofrades tenemos que esforzarnos en mejorar, lo mismo que Cristo nos apremia a ello y no a una situación acomodaticia como la que tu insinuas.
    Me alegro mucho de que te duela. Eso significa que he dado en el clavo.

    ResponderEliminar
  6. Antón creo que muchas hermandades sí que se preocupan por su formación espiritual, por el desarrollo de la caridad o por el aspecto cultual. Y da la casualidad, de que esas hermandades son las que más cuidan su imagen en la calle, su estación de penitencia. Por desgracia tiene usted razón en que hay muchas con carencias en esos aspectos y, además, en la imagen que transmiten en la calle como cofradía.

    ResponderEliminar
  7. Christiano estoy de acuerdo con usted también.

    ResponderEliminar
  8. Sí, así es también. Pero también me refería a la actitud del "crítico cofrade" (así que suena como trasunto del crítico taurino o teatral) cuyo papel, pienso, se encuentra sobreestimado, ya que, en vez de valorar a las hermandades en todas sus dimensiones, se encierra y circunscribe a sus aspectos materiales, como de su incisiva pluma se entresaca, llegando a una suerte de fachada sin casa, sin personas, sin sentimientos. Pero ya digo, no hablo del trabajo, siempre ímprobo, de las corporaciones nazarenas, sino del papel del "criticador profesional", tan de moda en esta España nuestra desde hace siglos...

    ResponderEliminar
  9. Estimado Antón, me circunscribo a los aspectos materiales porque son los que ponen de manifiesto las cofradías en la calle. Si leyó la primera parte de este análisis ya me refería a que iba por delante mi respeto al trabajo que todas las personas hacen en cada una de sus cofradías. Pero no veo nada de malo en la crítica cuando es, y debe ser, un acicate para mejorar. El que ciertos individuos se lo tomen como un ataque personal es un acto reflejo y erróneo que demuestra una carencia de autocrítica.
    Y tómense mis líneas más como análisis de una situación (en ocasiones lamentable) más que como crítica.
    Abierto a debatir cara a cara con usted me encuentro. En Ciudad Real me puede encontrar fácilmente.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Análisis Semana Santa Ciudad Real 2017

ANÁLISIS DE LA SEMANA SANTA DE CIUDAD REAL 2016

Escribir sin duende