Vergüenza y bochorno en las instituciones españolas

Hoy ha comenzado a funcionar en el Senado español la traducción simultanea a las lenguas minoritarias convirtiéndonos en el hazmerreir del mundo.
En plena crisis los políticos españoles aprobaron (con la honrosa excepción, todo hay que decirlo, del PP) gastarse 12000 euros (del erario público claro está) en cada sesión del Senado para traducirse los unos a los otros conociendo y hablando todos la lengua común: el español o castellano.
Una auténtica vergüenza que debería llevar a los españoles a no parar en protestas contra una clase política inútil, ignorante absolutamente deleznable.
¡Basta ya de tomarnos el pelo!

PS: ¿Para qué queremos Senado? No a una institución vacía, ineficaz y sin representatividad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Análisis Semana Santa Ciudad Real 2017

ANÁLISIS DE LA SEMANA SANTA DE CIUDAD REAL 2016

Escribir sin duende